"La enfermedad no es una desgracia o una maldición para el hombre,

representa una oportunidad para evolucionar hacia el ser humano;

y la muerte no es un resultado de la enfermedad... es una consecuencia de la vida"

Antonio Meneses

Banner
Banner

Asociados Registrados



¿Cómo puedo ser Asociado?

 

Si quieres saber como beneficiarte ayudándonos a cumplir nuestra misión da

click aquí

Me gustaría...
 

Artículos y Videos de Interés

Ver Artículos y Videos

Cuida TU Mundo

Banner
Banner
Banner
platon.png

CUESTIONARIOS Y TEST

Una guía para tu salud...
Banner
Banner
Banner
Banner

LINKS

Tratamiento Oncológico Convencional PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Administrator   
Miércoles 18 de Junio de 2008 07:39

 

 

El cáncer es un padecimiento que a acompañado a la humanidad desde sus primeros tiempos y así, encontramos vestigios del padecimiento principalmente en sus formas óseas, debido a que es el tejido que puede resistir en condiciones especiales a la desintegración y basta mencionar algunos hallazgos arqueológicos en América, como lo es un cráneo perteneciente al sexo femenino de la tribu Chancay con lesiones típicas de metástasis óseas,mismas que con el uso de los mas modernos métodos de investigación se identifican como metástasis secundarias a un cáncer mamario (Ca. De mama). De la misma manera, especialmente en los esqueletos muy bien conservados del Perú, principalmente de la región de Machu-Picchu y también de la Costa, se han identificado un buen número de cráneo, algunos con deformidades y otros normales, con presencia de Meningiomas idénticos a los descritos en la medicina moderna por H. Chshing, de la misma manera se han encontrado osteosarcomas. Hallazgos similares se han encontrado aunque en menor número en Europa y Norteamérica.
 
    Basten estos ejemplos para entender que el cáncer es una enfermedad que no es reciente, aunque sí, debemos considerar una enfermedad de nuestra época debido a la elevada frecuencia con la que se presenta en nuestros días en todo el planeta.
El estudio de la enfermedad y la descripción de algunos cuadros se remonta a la época de la medicina griega con Hipócrates de Cos, A:C: siendo a partir de entonces que se ha buscado un remedio definitivo para este mal y así hasta llegar a la época moderna en que, como bien sabido es, y fundamentado en las características genéticas y el metabolismo propio de la célula cancerosa se efectúan tratamientos encaminados a destruir a dichas células y por consiguiente al tumor. Dichos tratamientos van desde la cirugía (que intenta resecar el tumor en los casos en que es posible hacerlo), misma que se ha constituido en una especialidad propia: la cirugía de tumores (Cirugía oncológica), que utiliza las técnicas así como el instrumental cada vez mas adecuado para lorar su fin.
 
    En el campo de la medicina se utilizan medicamentos de origen químico inorgánico, muchos de ellos sintetizados a partir de un precursor químico orgánico extraído de una planta ( alcaloides derivados de la vinca ), como lo es la Vincristina y la Vinblastina o bien de hongos como la Actinomicina-D y la mitomicina. Antibióticos como la doxorrubicina, bleomicina, etc. Iones inorgánicos como el cisplatino y el carboplatino. Nitrosureas como la carmustina y la lomustina, enzimas, como la asparginasa. Hormonas como el tamoxifeno, Leuprolida, flutamida, acetato de megestrol y en las últimas dos décadas modificadores de la respuesta biológica sintetizados químicamente como el interferon alfa y la interleuquina II. Y de esta manera podemos mencionar in sinnúmero de substancias químicas que en conjuntos conforman lo que conocemos como QUIMIOTERAPIA  (TERAPIA INMUNOSUPRESORA, es decir, que suprime la inmunidad),  y cuya finalidad principal es la de destruir a la célula cancerosa a partir de competir con los sistemas enzimáticos que intervienen en la síntesis de DNA (ácido indispensable para la reproducción celular), alterando la información genética.
 
    Siendo medicamentos que no son específicos de la célula maligna, llegan a afectar también a la células normales (principalmente las que se presentan una reproducción muy activa), con la consecuente aparición de las conocidas reacciones secundarias.
Por otro lado, otro de los tratamientos del cáncer por demás de amplio uso a nivel mundial es la aplicación de radiaciones a la zona del tumor misma que puede aplicarse en forma externa o interna y que constituye el tratamiento denominado RADIOTERAPIA para lo cual se utilizan cada vez emisores mas selectivos de la zona a radiar, utilizando bombas como la de Cobalto-60 y la de cesium-137 entre las mas difundidas. El principio que rige a la aplicación de radiaciones para la destrucción de un tumor es similar al de la quimioterápia y en sí se trata de interrumpir la síntesis de DNA con la consecuente alteración de los genes necesarios para la continuación de la especie (en este caso de células cancerosas). La radiación es un tratamiento de la misma manera que la quimioterapia con un efecto depresor sobre el sistema inmunológico que va a causar efectos indeseables en relación con la dosis administrada,  la duración del tratamiento y la sensibilidad individual del paciente.
 
    Para finalizar, en las últimas dos décadas y debido al sinnúmero de investigaciones científicas en el campo de la inmunología tumoral, y, sabiendo el papel que juegan ciertas sustancias producidas y secretadas por células del sistema inmune, se ha iniciado una nueva era en el tratamiento del cáncer y que es la administración de modificadores de la respuesta biológica como los son el interferon alfa y la interleuquina II, mismos que han sido sintetizados químicamente de una manera artificial, basados en el modelo original y que también producen efectos indeseables, en ocasiones muy severos. A este tipo de tratamiento se le ha descrito como INMUNOTERAPIA y se trata de un tratamiento sustitutivo, es decir, darle al organismo lo que no produce en forma adecuada, aunque como poco a poco comprenderemos, estas dos sustancias son solo una pequeña parte de la gran defensa que el sistema inmunológico brinda para hacer frente al CANCER.

 

 
leyenda
!

"La enfermedad no es una desgracia o una maldición para el hombre,

representa una oportunidad para evolucionar hacia el ser humano;

y la muerte no es un resultado de la enfermedad... es una consecuencia de la vida"

Antonio Meneses

Mostrar
Ocultar