"La enfermedad no es una desgracia o una maldición para el hombre,

representa una oportunidad para evolucionar hacia el ser humano;

y la muerte no es un resultado de la enfermedad... es una consecuencia de la vida"

Antonio Meneses

Banner
Banner

Asociados Registrados



¿Cómo puedo ser Asociado?

 

Si quieres saber como beneficiarte ayudándonos a cumplir nuestra misión da

click aquí

Me gustaría...
 

Artículos y Videos de Interés

Ver Artículos y Videos

Cuida TU Mundo

Banner
Banner
Banner
voltaire.png

CUESTIONARIOS Y TEST

Una guía para tu salud...
Banner
Banner
Banner
Banner

LINKS

Importancia del Papanicolaou PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Administrator   
Miércoles 09 de Julio de 2008 21:31

 

IMPORTANCIA DE LA REALIZACION CONSTANTE DEL PAPANICOLAOU (CITOLOGIA CERVICO-VAGINAL) PARA LA DETECCION TEMPRANA DEL CANCER (VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO-HPV-, DISPLASIAS. INMUNOTERAPIA).


Es de gran interés para toda comunidad médica dar a conocer a las pacientes en forma práctica y comprensible que es la citología cervico-vaginal o como comúnmente se conoce Papanicolaou , y como se diagnostica una lesión pre-invasora o precancerosa y las oportunidades que nosotros tenemos para dar un tratamiento oportuno y de esta manera tener el control para evitar el desarrollo a un cáncer invasor.

El cáncer cervico-uterino (CaCu) por el momento sigue siendo la primera causa de mortalidad, por neoplasias, en las mujeres de nuestro país, seguido del cáncer de mama. Esto se debe a la falta de información que se da a la población acerca de la gran importancia del chequeo continuo ginecológico por medio de la exploración de mamas y la realización de citologías cervico-vaginal como este es el caso.

¿QUE ES LA CITOLOGIA CERVICO-VAGINAL?

La citología cervico-vaginal es un procedimiento ginecológico que se realiza introduciendo un espejo vaginal en dicha zona, permitiéndonos ver el cuello del útero (CERVIX), siendo este la parte mas sujeta a las transformaciones de malignización , esto debido a que el mismo cervix se ve expuesto a distintos cambios por la actividad sexual, actividad hormonal, embarazos y paridad (partos). Debido que de esta manera tenemos accesibilidad al cervix , después de haber hecho una valoración de labios mayores y vulva vaginal, procedemos a tomar una muestra con una espátula haciendo un suave raspado con el fin de obtener células de vagina, de sus fondos y del cervix por su parte externa (exocervix) y por su parte interna (endocervix) siendo este último el canal que nos conduce al interior del útero o matríz , donde encontramos situado a la mayor parte de los cánceres. Posteriormente fijamos las muestras de los raspados en una laminilla, la cual debe ser valorada por un patólogo que examinará las células que obtuvimos de los distintos sitios y para hacer su interpretación sigue una técnica de tinción llamada técnica de Papanicolaou (como comúnmente la gente le llama a toda esta prueba), así el patólogo observa la forma de las células, si estas son de forma normal o si han sufrido algún cambio, estos cambios en la forma pueden ser por causas de tipo fisiológico o normales (debidos a la edad de la paciente y paridad), infecciosos (infecciones crónicas y/o muy severas) o Neoplásicos (cambios a células completamente anormales que conllevan a un cáncer).

¿QUE SON LAS LESIONES PREMALIGNAS O LESIONES PREINVASORAS?

Estas son lesiones, que como su nombre lo indica preceden o están en vías de transformarse en cáncer. Tales lesiones se diagnostican por medio de la citologia cervico-vaginal y más directamente con una BIOPSIA (toma de un pedazo de tejido de aprox. 3-5mm, valorada por un patólogo experto), como anteriormente lo hemos mencionado, el patólogo valora la morfología (forma) de las células y las posibles causas de las anormalidades que se presenten.
Las lesiones premalignas o preinvasoras son un conjunto de células que cambian su forma normal adquiriendo formas muy primitivas poco a poco lo que conduce finalmente a células totalmente indiferenciadas (sin un patrón que las identifique) y que conocemos como cáncer. Durante estas etapas de transformación las clasificamos en DISPLASIAS o neoplasias intraepiteliales cervicales (NIC) las cuales pueden ser LEVE, MODERADA y SEVERA o NIC I, NIC II, NIC III respectivamente; según el espesor del epitelio que vaya involucrando es decir, dependiendo de las capas de tejido que se vayan viendo afectadas.
Se considera que la displasia leve o NIC I es de bajo riesgo para el cáncer y en algunas pacientes ha habido remisión (curación) espontánea, es decir sin ningún tipo de tratamiento. Aunque por otro lado también estas mismas lesiones pueden evolucionar y llegar a ser lesiones de alto grado para el cáncer. Las displasias moderada y severa NIC II y NIC III respectivamente, son consideradas como de alto riesgo para el cáncer.
La mayor parte de neoplasias intraepiteliales cervicales o displasias ocurre frecuentemente en mujeres entre los 20 y 34 años de edad pudiendo progresar la enfermedad preinvasora y hasta llegar a un cáncer invasor siendo este último diagnosticado en mujeres de los 45-50 años de edad mas frecuentemente.
El cáncer no es una enfermedad que se instale de la noche a la mañana, es una enfermedad (degeneración celular) que ocurre progresivamente y que puede prevenirse y ser remediado si es diagnosticado en sus etapas mas tempranas (lesiones premalignas o preinvasoras) por medio, en este caso, de la citologia cervico-vaginal en forma anual. A continuación se muestra en una forma esquemática las diferentes alteraciones encontradas por el patólogo a nivel microscópico en cada etapa de las anteriormente mencionadas


alteraciones




¿CUALES SON LAS CAUSAS DE ESTAS LESIONES PREMALIGNAS?

Varias investigaciones han reportado que el 90% de estas, así como del cáncer cervico-uterino se debe a un virus llamado VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO (HPV), el cual se transmite por contacto sexual en parejas que no son monógamas, es decir que tienen más de una pareja sexual. Este virus al unir unas de sus proteínas de sus genes con proteínas de los genes de la célula, suprime la capacidad antitumoral de la misma célula y de esta manera inicia el proceso carcinógeno. Es de bien saber que no todos los virus de papiloma son carcinógenos, de hecho se conocen en total 70 tipos de papiloma, de los cuales unos cuantos se limitan al área genital y de estos unos solo producen verrugas o condilomas genitales (HPV 6 y 11 entre otros) y otros degeneran en cáncer (HPV 16, 18 entre otros) A estos virus se les han clasificado como de bajo y alto riesgo para cáncer respectivamente. Es importante resaltar que este virus disminuye la capacidad antitumoral de las células gracias a la INMUNODEPRESION con la que cuente el huésped, siendo éste motivo principal e inicial para que el mismo virus se aloje en la persona (huésped); al igual que sucede en las infecciones o infestaciones oportunistas como por ejemplo la cándida (hongo), virus del herpes (los comunes “fuegos”de la cavidad oral) entre otros. De hecho, algunas personas, han tenido contacto sexual con personas que portan el HPV y no desarrollan ninguna enfermedad, esto nos habla claramente de que poseen un SISTEMA INMUNITARIO COMPETENTE el cual no permite albergar al virus. Todas las personas pasamos por periodos de vida en el cual a veces nuestro sistema inmunitario se encuentra competente y en otras incompetente, esto debido a diversos factores (estado emocional, tipo de alimentación, exposición a radiaciones, etc, etc.), esto lo vemos reflejado en etapas que pasamos llenos de gran salud y otras que por el contrario son de continuas enfermedades (infecciones, alergias, etc.) donde la vigilancia inmunitaria es deficiente y permite la entrada de todos estos microorganismos. Por mencionar un ejemplo muy extremo en estado de inmunocompetencia, tenemos a las mujeres seropositivas o portadoras del virus de INMUNODEFICIENCIA adquirida (S.I.D.A), en las cuales la prevalencia para displasias cervicales es alta, además de que progresan fácil y rápidamente teniendo resistencia para los tratamientos y/o recurrencia de la enfermedad.
También la infección por virus del herpes tipo II se ha considerado como un cofactor en el desarrollo del CaCu. Recalcamos de igual manera, la inmunocompetencia del huésped (persona) para alojar al virus del herpes.

¿A QUE EDAD Y QUIENES DEBEN REALIZARSE LA CITOLOGIA CERVICO-VAGINAL Y CADA QUE TIEMPO?
En realidad, no hay una edad en especial para hacerse la prueba, lo que si es requisito indispensable es a toda mujer que inicia una vida sexual activa sea cual sea su edad, y aunque el reporte de la citología salga normal, se debe realizar cada año, en el caso de las mujeres a las cuales se les haya practicado la histerectomía (extracción del útero o matriz) esta se deberá realizar cada 3 a 6 años. En cuanto a las mujeres que tengan un reporte anormal de su citología, es decir que presenten algún grado de displasia, está deberá realizarlo cada 3 a 4 meses bajo control y tratamiento médico.

¿QUE OTRAS PRUEBAS EXISTEN PARA CONFIRMAR UNA DISPLASIA Y LA PRESENCIA DE HPV?

El primer paso siempre a seguir es la realización de la citologia cervico-vaginal anual, posteriormente si se detecta el HPV y algún grado de displasia, el siguiente paso es la colposcopía (estudio en el cual podemos tener una amplificación en la visualización del cervix, pudiendo valorarlo mejor macroscópicamente, es como verlo a través de una lupa) y la toma de una biopsia dirigida hacia los sitios que se vean sospechosos, la biopsia nos sirve para confirmar el grado de la displasia.
Actualmente contamos con pruebas de tipo molecular (reacción en cadena de polimerasa PCR o mediante captura de híbridos) con las que podemos saber si el causante de la displasia VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO (HPV) que porta la paciente es de bajo o alto riesgo para el cáncer y de esta manera dar un tratamiento mas dirigido, teniendo al mismo tiempo un pronóstico más certero. Esta prueba se realiza en la paciente de una forma similar a la de la citología y se puede tomar en la oportunidad de una citología de control.

¿QUE TRATAMIENTOS EXISTEN PARA LA CURA DE LAS DISPLASIAS Y DEL HPV?

Antes, cabe mencionar que la terapéutica a seguir es según el grado de la lesión preinvasora o si ya hay un cáncer y si cuenta o no con paridad satisfecha.
Los tratamientos convencionales, actualmente son: La criocirugía (se queman las lesiones con congelación), la cirugía láser (vaporización del tejido lesionado), cono cervical (escisión con asa diatérmica funciona como método diagnóstico y terapéutico), cono cervical terapéutico (escisión quirúrgica de parte lesionada del cerviz), quimioterapia local (tópica, o sea por medio de pomadas), en ocasiones algunos investigadores recomiendan radioterapia en alguna etapa de la enfermedad; y finalmente la histerectomía (escisión del útero o matríz ).
Aunque el uso de estos tratamientos tienen altos porcentajes de curación, existen porcentajes considerables de recurrencia de la enfermedad o resistencia a los tratamientos, sobretodo al hablar del virus de papiloma humano.
En HEILEN grupo médico, contamos con CLINICA DE DISPLASIAS en donde el tratamiento INMUNOTERAPEUTICO (inmunología-oncológica), nos ofrece dar al paciente un tratamiento más conservador y sin ningún tipo de agresión a los tejidos. Este consiste principalmente en estimular directamente a las células de nuestro cuerpo, encargadas de la destrucción tumoral, y que son las mismas que desarrollan un papel fundamentel en el ataque que nuestro organismo ofrece a cualquier virus y que se denominan Linfocitos “T” o timocitos, lo cuales, cuando se encuentran deprimidos debido a causas externas o internas, permiten que cualquier virus establezca su residencia en cualquier célula del cuerpo (inclusive parasíte a ellos mismos como es en el caso del S.I.D.A.), y en esta o en su descendencia de inicie la degeneración, primeramente premaligna (displasia) y posteriormente en cáncer. El tratamiento inmuno-oncológico, logra que los ya mencionados Linfocitos “T” se multipliquen en número y tengan un mejor funcionamiento; Ya que como se ha establecido, además de combatir células tumorales, estos linfocitos también poseen la capacidad de fagocitar (comer) virus, además trabajan de la mano con otro tipo de sustancias que también forman parte de nuestro sistema inmunológico y así potencían aún más este efecto de destrucción contra células anormales y/o agentes dañinos a nuestro cuerpo. Una explicación más amplia sobre el sistema de fagocitosis que nuestro propio cuerpo posee, la encontramos en esta misma página.
Es por esto que lo hace un tratamiento completo, además de que en forma individualizada podemos tratar desde una lesión preinvasora hasta un cáncer. Todo esto nos da un 100% en curación de las displasias y de la erradicación del virus del papiloma humano (HPV), sin darnos mayores efectos secundarios y con la confiabilidad de que existe una notable disminución en recurrencias.
Este tratamiento está hecho a base de lektinas, sustancias que tienen un alto poder mitógeno linfocitario (multiplicación de linfocitos T) específico, con lo que además se inicia toda la respuesta inmune celular y está en combinación con otras sustancias que potencían su acción. Su aplicación es por medio de inyecciones por vía subcutánea y la dosis y el tiempo de administración se dan según la respuesta de cada paciente, bajo control estricto del médico tratante. El tratamiento se da en pareja, solo que en el hombre la administración es más corta, pudiendo ser incluso tópica.

CONCLUSIONES

La constante evaluación citológica cervico-vaginal (Papanicolaou) nos permite tener vigilancia para atacar cualquier lesión en vías de desarrollo a un cáncer, tales lesiones se conocen como lesiones premalignas, preinvasoras, displasias o neoplasia intraepitelial cervical (NIC); siendo esta la forma de dar tratamiento oportuno de modo que no permitimos el desarrollo de estas lesiones y así el riesgo de terminar en un cáncer El control sobre lesiones preinvasoras o displasias disminuye considerablemente la alta incidencia de muerte por causa de cáncer cervicouterino (CaCu).
Así mismo la detección de agentes infecciosos que se pueden reportar por este mismo método y que se han confirmado como los causantes en un 90% de estas lesiones preinvasoras, como lo son el virus del papiloma humano (HPV) el cual se transmite por contacto sexual.
Existen diferentes tipos de tratamientos para lograr la curación de las displasias o lesiones preinvasoras entre los cuales cabe resaltar la inmunoterapia (de amplio reconocimiento en Europa), a parte de no ser un método agresivo, resulta ser 100% curativo ya que ataca directamente a la causa de la enfermedad desde niveles celulares (linfocitos T-sistema inmunológico-) que tienen el control sobre agentes virales y tumorales.



DRA. XOCHITL L. MENESES S.
UNIVERSIDAD AUTONOMA DE GUADALAJARA
NOUS Medicina Integral Humanística

 

Ultima actualización ( Miércoles 09 de Julio de 2008 21:38 )
 
leyenda
!

"La enfermedad no es una desgracia o una maldición para el hombre,

representa una oportunidad para evolucionar hacia el ser humano;

y la muerte no es un resultado de la enfermedad... es una consecuencia de la vida"

Antonio Meneses

Mostrar
Ocultar