Inmunología Oncológica Imprimir
Escrito por Administrator   
Miércoles 18 de Junio de 2008 07:27

 

(Terapia oncológica)

La actividad principal que caracteriza el trabajo de nuestro equipo médico es el campo de la oncología.
En la actualidad, la investigación de fármacos para combatir el cáncer ha desembocado en la observación del comportamiento del sistema inmunológico y su respuesta ante la presencia de células neoplásicas o cancerosas y, se ha intentado, desde diferentes ángulos pero bajo esta misma perspectiva de investigación una nueva propuesta de tratamiento oncológico. De esta manera, ya no nos resulta raro encontrar artículos científicos o en la misma prensa que hablan de resultados en diferentes tipos de tumores con el uso de anticuerpos monoclonales, interferón, interleuquinas, factores tímicos, inmunoestimulación a través de la vacuna B.C.G. (usada originalmente para crear anticuerpos o defensas en contra de el bacilo de la tuberculosis), etc. Siendo todos estos factores solo una pequeña parte de lo que el sistema inmunológico hace para enfrentar a la célula maligna; y por ende ,a los tumores. Los resultados, si bien han sido esperanzadores, no constituyen una terapia que puede generalizarse a todas las formas de cáncer y su uso es limitado solo a algunos tipos de tumoraciones.
Es en este campo de la INMUNOTERAPIA el trabajo que desarrollamos y el punto de partida para ello, lo constituyen las siguientes observaciones acerca de la enfermedad, por demás confirmados por numerosos trabajos científicos:

 

FUNDAMENTOS DE LA INMUNOLOGIA ONCOLÓGICA.

Breve resumen del desarrollo de la inmunidad natural contra el cancer:

En el embrión humano, podemos decir que hacia la novena semana de vida intrauterina, encontramos una glándula, que por cierto en esta etapa de la vida alcanza un tamaño mayor al del hígado. Dicha glándula se denomina: EL TIMO. Esta glándula, podemos decir que es el centro de la inmunidad celular, es en ella en donde van a madurar y a recibir lo que será su misión los linfocitos “T” (llamados así por proceder del timo). Esta glándula continúa presente y sigue siendo de una gran importancia en la primera y segunda infancia y hasta la pubertad y adolescencia. A partir de este periodo de la vida inicia lo que conocemos como INVOLUCIÓN DEL TIMO y ya en el adulto hacia la cuarta década de la vida, cada vez con mas frecuencia encontramos solo los “vestigios del timo”; mismos que prácticamente desaparecen hacia la sexta década de la vida.

¿CUAL ES EL SIGNIFICADO DE ESTE HECHO?

Como sabemos, un nuevo ser es el producto de la fecundación o la unión de 2 células primordiales: el óvulo y el espermatozoide, constituyéndose lo que a partir de este momento conoceremos como “huevo”. En este, ocurren numerosas divisiones celulares o mitosis hasta ir poco a poco y a partir de CELULAS INDIFERENCIADAS PLURIPOTENCIALES O TOTIPOTENCIALES, dando lugar a las diferentes células que conocemos y que integran los tejidos y sistemas de nuestro cuerpo. Es decir, a partir de células indiferenciadas, se logra la diferenciación celular en células de músculo, hígado, cerebro, bazo, piel, etc., Un significado por demás elocuente, de la necesidad de una actividad del timo muy intensa en la vida embrionaria es que los linfocitos “T” son los directamente encargados de controlar el crecimiento y reproducción celular. De tal manera, que si en esta etapa del desarrollo existen células que se salen del patrón de crecimiento y reproducción que tienen programado, los linfocitos “T” inician la respuesta inmunológica celular y junto con otras células y factores inmunológicos, destruirán a esa célula o grupo celular alterado. De aquí que en la época de mayor crecimiento, desarrollo y diferenciación celular sea necesario una intervención inmunológica temprana y este hecho es el significado del desarrollo que alcanza el timo durante la vida intrauterina. Cuando el niño nace, sabemos que los procesos celulares de diferenciación celular han terminado y que cada célula, como la semilla de un fruto o una planta, lleva dentro de sí el código genético que le hará reproducirse en células de su misma especie y no en otra diferente. A partir de este momento la actividad celular es predominantemente de crecimiento y desarrollo (funciones principales del niño, hasta la adolescencia).

Por otro lado, sabemos que durante la niñez y hasta la adolescencia las enfermedades infecciosas mas frecuentes que se presentan en pediatría son de tipo viral. Incluso se acuñó el término de enfermedades propias de la infancia, a padecimientos tales como: la varicela, rubéola, parotiditis, sarampión, hepatitis “A”, roseola, etc. De la misma manera, como ahora sabemos, la mayor parte de padecimientos gastrointestinales en esta etapa de la vida son de origen viral; sin olvidar también las infecciones de vías respiratorias superiores e inferiores (adenoiditis, amigdalitis, faringitis, bronquitis, etc), de origen vírico. Esta última observación es muy importante en el significado de la permanencia del timo, ya que una segunda “misión “ de los linfocitos “T” o timocitos es, el enfrentar a los virus.
Resumiendo: Los linfocitos “T” o timocitos tienen como función: controlar el crecimiento y la reproducción celular y combatir a los virus.

Hasta aquí, resulta comprensible el porqué esta glándula permanezca y a partir de la edad adulta (21 años aproximadamente), inicie un proceso de involución, hasta casi desaparecer. Todos sabemos que es la etapa en que cesa el crecimiento longitudinal del ser humano, se produce el cierre del cartílago de crecimiento de los huesos y la actividad celular con ello se ve reducida de manera que no se requiere ya tanto tejido tímico. Por otro lado a partir de esta edad las enfermedades infecciosas a las que se enfrenta el ser humano son predominantemente bacterianas y, como sabemos, estas son combatidas principalmente por otro tipo de glóbulos blancos: los leucocitos polimorfonucleares. De aquí que ya no sea tan necesaria una intervención intensa de los linfocitos T.




¿QUÉ ES EL CANCER?

En términos sencillos podemos decir que: “ es la reproducción sin control, de una determinada población celular. En etapas iniciales, conservando la identidad celular y , en donde lo primero que se pierde, es la relación entre el núcleo y el citoplasma de la célula. Yen etapas avanzadas, pierde su identidad; tornándose en células indiferenciadas.” Lo primero que sucede, como mencionamos anteriormente, es la pérdida de la relación núcleo-citoplasma de la célula. El núcleo, cada vez va ganando mas terreno al citoplasma, hasta alcanzar en ocasiones la superficie total del mismo. Este crecimiento del núcleo, obedece a que en él se encuentra el material necesario para la reproducción (DNA) , y al poseer progresivamente una superficie mayor, capta una cantidad mas abundante de estos materiales y, consecuentemente, puede dividirse aceleradamente (incremento de la actividad mitósica).

Como lo podemos deducir, esto sucede, debido a una deficiencia en el trabajo de los linfocitos “T”. En otras palabras, podemos decir que: “ EL CANCER ES UNA INMUNODEFICIENCIA SELECTIVA DE LINFOCITOS “T”. De aquí, que no debemos considerar al tumor como la enfermedad; sino mas bien, como un síntoma de una enfermedad mayor, misma que hemos resaltado con mayúscula.

Sabemos actualmente que el tabaco produce cáncer broncogénico, la anilina cáncer de la vejiga urinaria, la radiación solar cáncer de la piel, las carnes ahumadas cáncer gástrico. Y así, podemos numerar una gran cantidad de sustancias que se dice: producen cáncer. Basados en el conocimiento revelado con anterioridad, podemos decir ahora: que todos estos no son mas que factores que precipitan la aparición del tumor, es decir, factores desencadenantes del padecimiento, mas no la causa del mismo.

Cuantas veces hemos visto personas que son grandes fumadores y desarrollan enfisema pulmonar pero no cáncer broncogénico. De la misma manera, que conocemos un sinnúmero de personas que desarrollan este tipo de cáncer, sin haber probado el tabaco y sin convivir con fumadores. Mucha gente toma baños de sol desmesuradamente y no desarrolla cáncer de piel y, mucha gente con poco sol desarrolla la enfermedad. Estos son solo dos ejemplos de un sinnúmero que podríamos citar de lo que sucede cotidianamente y que nos debe inducir a razonar, de una manera lógica que : “LA ENFERMEDAD NO VIENE DE AFUERA”, mas bien los factores externos encuentran un terreno propicio para inducir la degeneración celular y ese territorio propicio, como hemos mencionado, es un organismo deficiente inmunológicamente.

Ahora bien, como saber quien tiene depresión inmunológica y por ende, está mas expuesto a contraer la enfermedad. Se ha hablado de factores predisponentes de tipo familiar, mas no hereditarios de cáncer. Pero podemos decir, que sí existe una tendencia hereditaria a poseer un sistema inmunológico débil, de la misma manera que existe una tendencia familiar a padecer enfermedades cardiovasculares, renales, hepáticas, etc., por grupos en individuos de una misma familia. De aquí que es frecuente, que en una familia en que se ha presentado un caso de cáncer, se presenten dos o tres mas. Sabemos que si uno de los padres ha fallecido a causa de cáncer, existe riesgo de presentarlo en algún miembro de la descendencia. Pero si los 2 padres fallecieron de cáncer, serán mas los descendientes que presentarán la enfermedad.

Partiendo de este conocimiento, avalado por innumerables trabajos científicos en el campo de la inmunologia celular y molecular , la bioquímica y la biología celular es que el tratamiento mas moderno de el cáncer deberá dirigirse a restaurar la actividad inmunológica natural de las células “T” y del timo; y de esta manera , no estaremos tratando el síntoma de la enfermedad o sea el tumor, sino la causa fundamental. Esto se logra a través de la administración de substancias que contienen moléculas que se fijan específicamente a receptores específicos de la membrana celular del Linfocito “T” induciendo en él un incremento en sus mitosis. Dicho en otras palabras, mediante la administración de “mitógenos linfocitarios específicos” (Lektinas), estimulación de la actividad de las células fagocíticas (a traves de la estimulación en la síntesis de las interleuquinas correspondientes), etc.
Nuestro equipo médico integra en su terapia los aspectos:

FARMACOLÓGICO: a traves del uso de Mistel-lektinas I y II, es decir lectinas obtenidas del Viscum Album, planta semiparásita del pino, manzano, roble, abeto, etc. De amplia difusión en todo el mundo pero del cual, las investigaciones han revelado, únicamente posee propiedades inmunoestimulante el que crece en Europa Central. Habiéndose estudiado el de América (en México conocido como muérdago) sin encontrarse los principios activos. Además es importante mencionar que la ingestión del muérdago en formas de infusiones no tiene ningún efecto para estos fines y debe ser administrado por vía parenteral y bajo los esquemas terapéuticos que el laboratorio investigador (Hiscia Institut de Arlesheim, Suiza ) ha indicado. Pudiendo ser administrado también en forma intraperitoneal e intrapleural y en casos muy específicos, el compuesto sublingual.
PSICOLÓGICO: A través de terapia personal y grupal dinámica de cambio de actitudes (en cuanto a lo que vemos, oímos, leemos y en sí los elementos con los que tenemos contacto cotidianamente y que en forma insensible inciden en forma importante en nuestra actitud frente a la vida y cada uno de los aspectos concernientes a ella), y de introducir en la vida de cada paciente el arte ( pintura, escultura, música, canto, oratoria, etc) como elemento indispensable en el proceso de la curación y del crecimiento espiritual.
DIETETICO: Es indiscutible que somos producto de 2 cosas en nuestra vida: lo que pensamos (y que de manera directa se nutre de lo que ingerimos a través de nuestros sentidos y lo cual tratamos en el perfil psicológico) y de lo que comemos. En este último punto la dieta para el paciente oncológico debe ser especial con la finalidad de nutrir y desintoxicar al mismo tiempo. Eliminando hasta donde es posible la química inorgánica de los alimentos ( p.e. saborizantes, colorantes artificiales y conservadores).
HIGIÉNICO: Aquí cabe hacer mención de el menor uso posible, de: telas sintéticas, colorantes químicos ( p.e. en el papel sanitario, servilletas, pañuelos faciales, etc), aromas químicos ( p.e. desodorantes del ambiente, en pañuelos faciales, etc), insecticidas. Resaltamos aquí de una manera muy importante el enorme valor que tiene el ejercicio al aire libre y el contacto con la naturaleza de acuerdo a cada paciente en especial.

De este hecho, podemos observar que cuando un organismo responde a esta estimulación, el tumor frena su crecimiento y en ocasiones se logra una remisión completa.

Nuestro equipo médico incluye en su terapia oncológica este moderno tratamiento desde hace 25 años. Mismo que es utilizado en Europa Central con éxito desde hace 35 años aproximadamente y en los últimos 10 años en los Estados Unidos de Norteamérica. De la misma manera, se viene utilizando desde hace algún tiempo en las Repúblicas de Argentina, Brasil y Chile.

Por este hecho, nuestro trabajo en el área médica se constituye como pionero de esta novedosa terapéutica en el Continente Americano con resultados por demás alentadores.

 

Ultima actualización ( Lunes 07 de Julio de 2008 04:02 )